NCBP Banner
Articles Button
 

Como Llegar Corazon de sus Hijos

Enojados

 

Ver Para Creer

Ayudando a los hijos a tener auto disciplina

Una de las tareas primordiales en la niñez es que los hijos desarrollen auto disciplina. Los padres frecuentemente están corrigiendo a sus hijos por estar interrumpiendo, ser rebeldes, no recibir instrucciones o por no controlar sus manos o sus bocas. Todo esto requiere auto disciplina o control propio. Los niños pequeños son por naturaleza impulsivos algunos de ellos tienen  ADHD (por sus siglas en inglés, Deficiencia de Atención y Desorden en Hiperactividad) u otro factor biológico que aumenta su impulsividad. Parte de la solución para controlar los impulsos es desarrollar auto disciplina. Un niño que esta armado con auto disciplina tiene algo muy grande a su favor para enfrentar los desafíos de la vida. Así que muchos problemas de relaciones personales pueden ser evitados o controlados, cuando uno tiene auto control. A continuación presentamos algunas sugerencias para enseñarlas a los niños.

1. Enseñe a los niños a venir cuando son llamados. Cuando un padre llama a un niño, ese niño no debe gritar: “¿Qué quieres?” desde la otra esquina de la casa, del estacionamiento o del parque. Los niños pueden aprender a venir cerca de los padres para tener un diálogo con los padres. Esto ayuda a los niños a aprender a tener auto disciplina, lo cual significa que algunas veces tenemos que dejar algo que estamos haciendo para hacer  algo diferente.

2. Enseñe a los niños a responder positivamente a la corrección. A la mayoría de niños no les gusta que se les corrija y responden negativamente ya sea agresivos (con enojo) o pasivos (mala actitud). Esto es inaceptable y llega a ser una excelente oportunidad para enseñar la auto disciplina. Una verdad de la vida es que las personas muchas veces deben seguir direcciones  que tal vez no sean de su preferencia. Enseñe a los niños a responder con una buena actitud  y con un buen comportamiento. Esto requiere auto disciplina y ayuda a los niños a aprender a controlar sus impulsos. Tener una buena respuesta a la corrección es algunas veces difícil de aprender pero trabajar en esta área ayudará al niño a forjar una herramienta que le ayudará para siempre.  

3. Un buen número de herramientas sociales requieren de auto disciplina. Alabe a los niños cuando ellos demuestran esta cualidad y enfoque sus esfuerzos en las áreas que ellos requieren mejorar, como: Saber escuchar, saber cuándo y cómo pueden interrumpir, cómo controlar su enojo, reportarse cuando han terminado una asignación, todo esto requiere auto disciplina.

4. Anime a los niños a tomar actividades que edifiquen auto disciplina. Esto incluye deportes, lecciones de música, entregar periódico, la responsabilidad de cuidar una mascota del vecino, memorizar versículos Bíblicos, limpiar su cuarto y otras actividades similares.

5. Cuando un niño recibe una recompensa tal como un pago por un trabajo terminado o una estrellita en un póster o un premio especial, hable acerca del auto disciplina. Las recompensas externas dan una gran oportunidad para hablar acerca de las recompensas internas. El beneficio real de trabajar repartiendo periódicos no es el dinero si no el de edificar auto disciplina. Podría decirles: “Me da gusto ver la determinación que tienes de despertarte temprano cada mañana” “Yo sé que tal vez te gustaría estar participando en un juego pero me da gusto que tomas la responsabilidad de sacar a caminar al perro. Y eso me demuestra que tienes auto disciplina.”

6. Use la hora de dormir para enseñarles auto disciplina. Algunos niños batallan mucho (y hacen batallar a sus padres) para irse a dormir, y esto crea una gran oportunidad para enseñar auto disciplina en los niños. Después de todo se requiere mucho control propio para que el niño pueda estar en silencio en la cama mientras los padres están despiertos. Ponga un horario para dormir, forme  una rutina que cubra todo lo necesario antes de acostarse y enfatice que el niño se quede en cama sin que mamá o papá se tengan que quedar en el cuarto con él. Esto requiere mucho trabajo de parte de los padres pero dará grandes dividendos al final.

7. Las rutinas de la mañana, asignaciones, y horarios de la familia, llegan a ser oportunidades para que los niños aprendan responsabilidad y auto disciplina. La responsabilidad es  “hacer lo correcto cuando nadie está viendo.” A las recompensas por ser responsable  se les pueden llamar privilegios. El niño que es responsable para levantarse y estar listo para el desayuno a las 7:30 a.m. se le puede dar el privilegio a que se acueste a las 8:00 p.m. El  escoger las prendas de vestir es un privilegio que se da si están listos a tiempo. Los beneficios simples de la vida son vistos como privilegios asociados con la responsabilidad básica.

Algunos padres tratan de dar a los hijos una vida más fácil que la que ellos tuvieron o tratan de que los hijos se sientan bien a costa de un buen carácter. Desafortunadamente esto se traduce en dar más libertinaje y menos auto disciplina. Un padre sabio preparara a sus hijos durante la niñez para el éxito para cuando sean adultos. La auto disciplina es una de las cualidades del carácter más importantes que un niño pueda desarrollar. Irónicamente, un niño malcriado no es feliz, mientras que  los niños con auto disciplina sí lo son.  

La auto disciplina es una cualidad básica que ayuda al niño a tener éxito. Más técnicas e ideas están disponibles en el libro. ¿Enojados? Cambie la frustración en su familia por formación del carácter.

 
botón de Padres Efectivos botón de Centro Nacional para loa Paternidad Bíblica